Barcelona 93 218 26 54 - Madrid 91 827 03 29 - Santander 942 76 03 61

Usufructo y nuda propiedad: ¿Qué ocurre tras el fallecimiento?

Extinción de la nuda propiedad

La nuda propiedad es el derecho por el cual se adquiere una vivienda y se cede el usufructo o disfrute de la misma a un tercero hasta que termine el acuerdo de usufructo ¿Cuánto dura el usufructo? Puede ser pactado por un periodo determinado o hasta el fallecimiento del usufructuario.

En otras palabras: puedes vender tu casa y seguir viviendo en ella el resto de tu vida. Pero claro, una vez que termina el usufructo se plantean otras cuestiones como ¿Pueden seguir disfrutando los beneficiarios del usufructo? ¿El disfrute en la nuda propiedad se puede heredar? Son muchos los interrogantes, y por ello hoy en Vittalias te explicamos qué ocurre con el usufructo tras el fallecimiento.

¿Qué es el derecho de usufructo?¿Cuánto dura?

Según el Código Civil, el usufructuario ejerce el derecho de uso y disfrute de un bien, y puede ser una vivienda, por ejemplo. Este derecho puede constituirse por un tiempo determinado hasta un máximo de 30 años, o de manera vitalicia, es decir, hasta el fallecimiento del usufructuario.

  • Tiempo determinado: si se constituye durante un periodo determinado y el usufructuario muere antes de finalizar la duración del contrato, los herederos pueden continuar disfrutando de la vivienda, siempre y cuando el título o contrato inicial lo permita.
  • Vitalicio: Si el usufructo es vitalicio, se extingue una vez fallece el titular o titulares del mismo.
Obligaciones del nudo propietario

Las obligaciones para el nudo propietario se refieren a la conservación de la propiedad y todo lo que tenga que ver con mantener y facilitar el disfrute de la vivienda a la persona que vive en ella. Esto puede incluir reparaciones ordinarias y de conservación siempre y cuando no molesten al inquilino. El nudo propietario está obligado a ceder el usufructo desde el comienzo de acuerdo.

¿Qué ocurre con la nuda propiedad tras el fallecimiento?

Una vez el titular fallece, la vivienda pasa a ser propiedad del ente que compró el inmueble con nuda propiedad. Esto se denomina adquisición del ‘Pleno dominio’. Recordemos que le pleno dominio es:

Pleno Dominio= Usufructo + Nuda propiedad

Y por ello, durante el tiempo que dura la nuda propiedad, el titular tan solo posee la mitad del pleno dominio, pagando en consecuencia los impuestos correspondientes a su fracción. La nuda propiedad es la posesión de la propiedad sin el disfrute, que se reserva a la persona usufructuaria hasta que se extinga el acuerdo por diferentes motivos, ya sea fallecimiento o cesión voluntaria del usufructo.

Renta Vitalicia a cambio de la cesión de la nuda propiedad

La nuda propiedad puede cederse a través de sistemas como Vittalias, y recibir a cambio una renta vitalicia mientras se disfruta de la vivienda. Puedes seguir viviendo en tu casa y recibir a cambio una renta de por vida. Pero claro, quizás te preguntes qué ocurre a tus beneficiarios tras tu fallecimiento. En este caso, proporcionamos un pensión de sobrevivencia a tus beneficiarios, y la vivienda pasa a ser propiedad de la aseguradora.

En definitiva, tras tu fallecimiento tus beneficiarios seguirán recibiendo una pensión de sobrevivencia que les garantiza una pensión. Con unas pensiones que no se actualizan conforme al IPC, la cesión de la nuda propiedad puede ser una buena solución para obtener unos ingresos asegurados a través de la renta vitalicia, la hipoteca inversa o la venta con alquiler garantizado para que la jubilación se convierta en la mejor época de tu vida. 

 

Vittalias, 30 años al servicio de la tercera edad.

Deja un comentario