Barcelona 93 218 26 54 - Madrid 91 827 03 29 - Santander 942 76 03 61 - Sevilla 955 548 839

¿Si tengo diez años cotizados tengo derecho a una pensión?

Cuando se acerca la edad de jubilación, una de las principales preocupaciones que tiene cualquier trabajador es saber si va a poder acceder a una pensión que le facilite vivir sin dificultades los años venideros. Con mayor o menor detalle, casi todos sabemos que para recibir la jubilación es necesario cotizar unos años determinados y que la cifra a la que vamos a acceder mensualmente estará relacionado con el salario que hayamos tenido y la cantidad que hayamos cotizado a lo largo de nuestra vida laboral. Hoy queremos hacer un simulacro, ¿cómo sería la ayuda económica con 10 años cotizados de pensión?

Es muy habitual que la vida nos lleve por caminos que nos impidan mantener un trabajo durante toda nuestra supuesta vida laboral. Tener hijos y decidir dedicarnos a su cuidado durante la infancia, las dificultades laborales prolongadas o elementos incontrolables pueden hacer que no lleguemos a los límites que necesitamos para llegar a la pensión contributiva.

Porque, en España, para tener derecho a dicha pensión contributiva debemos haber trabajado al menos 15 años antes de la edad de jubilación. Y de esos 15 años al menos dos deben corresponder a los últimos 15 años de vida laboral. Esto quiere decir que con 10 años cotizados no tendremos derecho a la denominada pensión contributiva. Pero existen otras posibilidades. Vamos a verlas.

He cotizado durante 10 años: ¿Es suficiente para tener pensión?

Con 10 años cotizados de pensión, los ingresos serán sensiblemente inferiores que si se cumplen los requisitos de una pensión mínima contributiva, para acceder a la cual se ha deben tener 15 años al menos cotizados. En el caso que nos ocupa, es decir, con diez años cotizados, tengo derecho a pensión, pero con un concepto diferente. Se tratará de lo que se conoce como una pensión no contributiva.

Esta es la parte más importante que hemos de conocer. Lo repetimos: si cotizo diez años tengo derecho a pensión. Y no solo eso, sino que el Estado protege a quienes pueden sentirse en una sensación de vulnerabilidad. De este modo, además del montante económico de la pensión, la Seguridad Social ofrece asistencia médico-farmacéutica y otros servicios sociales complementarios con el objeto de poder sostenerse con los ingresos.

Eso sí, con diez años cotizados, las cantidades respecto a la pensión contributiva se reduce significativamente. De este modo, el contribuyente recibirá alrededor de un 35% de lo que sería la pensión contributiva, con lo que los ingresos netos se reducen significativamente.

  Requisitos para disfrutar de una jubilación anticipada

 

Calcula tu renta vitalicia aquí

Requisitos para acceder a las pensiones no contributivas

En cualquier caso, recibir la ayuda económica con 10 años cotizados de pensión es accesible si se cumplen una serie de condiciones que no se darán en todos los casos. Lo principal es que la persona o el núcleo familiar en general cuenten con unos ingresos limitados. Veamos, en todo caso, cuáles son los requisitos que deben cumplir todos las personas que quieran acceder a una pensión no contributiva.

  • Edad. Por supuesto, esta es una condición básica para todo tipo de pensiones. El beneficiario debe haber cumplido al menos 65 años para acceder a la pensión.
  • Lugar de residencia. El beneficiario debe vivir en territorio español y haberlo hecho durante al menos 10 años de su vida adulta. Además, es obligatorio que los últimos dos años antes de acceder a la pensión haya estado residiendo en España.
  • No superar un límite de ingresos. Con 10 años cotizados tengo derecho a pensión siempre que se demuestre que la unidad familiar carece de ingresos suficientes para el mantenimiento. En este sentido se prevén diferentes límites en función de los convivientes.
  • Si el beneficiario vive solo y sus ingresos anuales se encuentran por debajo de los 5.639,20 euros.
  • En el caso de que la unidad familiar la compongan dos convivientes, los ingresos conjuntos no pueden excederse de los 9.586,64 euros anuales.
  • Si se trata de tres personas, el límite de la suma de los ingresos de los tres integrantes será de 13.534,08 euros.
  • Cuando son cuatro las personas que integran la unidad familiar los ingresos anuales no deben superar los 17.481,52 euros.
  • En el caso de que sean dos personas y una de ellas sea el padre o el hijo, los ingresos tienen un límite de 23.966 euros anuales.
  • Cuando son tres las personas que componen la unidad y uno de ellos es padre o hijo, el límite asciende hasta los 33.835,20 euros anuales.
  • Si se da el caso de que son cuatro integrantes y al menos uno es padre o hijo los ingresos del conjunto de los componentes no pueden superar los 43.703,80 euros anuales.
  • Son incompatibles con otras pensiones no contributivas. Tener 10 años cotizados y cumplir los requisitos anteriores no significa que se reciba siempre la pensión, porque si el beneficiario cuenta con otro tipo de ayuda económica estatal no podrá recibir dicha pensión no contributiva. De este modo, se trata de una pensión incompatible con la pensión de incapacidad con los subsidios de ingresos mínimos y por ayuda de tercera persona, con las denominadas pensiones asistenciales y con la condición de causante de la asignación familiar por hijo a cargo con discapacidad.

  Jubilación sin aportes en España: ¿en qué consiste la pensión sin cotizar?

Cuál es la cantidad de dinero que podrá recibir un beneficiario con 10 años cotizados

Como decíamos antes, las cantidades con 10 años cotizados de pensión son sensiblemente inferiores a cuando se recibe una pensión contributiva, especialmente si hablamos de la pensión máxima. Sin embargo, esta ayuda se convierte en parte fundamental del sustento de personas que no han podido acceder a las pensiones contributivas. Según datos que ofrece el Imserso, estas son las cantidades mínimas que recibiremos con 10 años cotizados.

  • Existe una cuantía mínima de pensión no contributiva íntegra en el año 2021 que asciende a 5.639,20 euros al año, lo que supone una paga de 402,80 euros al mes.
  • En el caso de que en la unidad familiar existan dos componentes que tengan derecho a recibir esta pensión no contributiva, la cantidad será de 342,38 euros mensuales para cada uno de ellos, lo que supone un total de 4.793,32 euros al año para cada receptor.
  • Si se trata de una unidad familiar de tres personas que sean beneficiarios de esta pensión, el montante anual se reduce hasta una cantidad de 4.511,36 euros al año. Esto supone que cada persona recibirá mensualmente 322,24 euros.

Como puedes observar, este tipo de pensión no contributiva sirve de ayuda para personas que no cuentan con ingresos suficientes después de los 65 años y pueden encontrarse en una situación de especial vulnerabilidad. Son, sin duda, un apoyo importante, pero, dependiendo de las circunstancias personales y gastos mensuales que deba afrontar, para muchas personas puede tratarse de una cantidad demasiado ajustada para el día a día.

Desde Vittalias, ponemos a tu disposición nuestro servicio de Renta Vitalicia Inmobiliaria. Consigue unos ingresos mensuales extra gracias a tu vivienda, pero sigue viviendo en ella.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *