Barcelona 93 218 26 54 - Madrid 698 443 653 - Sevilla 955 548 839

¿Cuánta rentabilidad le puedo sacar a mi vivienda sin dejar de vivir en ella? 

¿Sabías que no tienes que dejar de vivir en tu casa para poder sacarle rentabilidad? La vivienda es una gran inversión. Para muchos, incluso la más grande que han hecho en su vida. Si necesitas aumentar tus ingresos, como, por ejemplo, para complementar tu pensión de jubilación, no necesitas venderla para conseguir ese extra. En este artículo te contamos cómo hacerlo. Pero, antes de empezar, vamos a ver cuáles son los factores que influyen en la rentabilidad de la vivienda.

Factores que influyen en la rentabilidad de una vivienda

Son varios los factores que incluye la rentabilidad de una vivienda. Uno de esto es su ubicación y cómo se haya desarrollado el mercado inmobiliario en esa zona. Como cabría esperar, una vivienda situada en una zona con alta demanda en el momento en que se quiera hacer algo con ella siempre ofrecerá una mejor rentabilidad.

Por otra parte, es importante el estado del inmueble y su coste de mantenimiento. Un inmueble en buen estado no solo es más atractivo, sino que también puede aportar una rentabilidad superior. Lo mismo ocurre con lo que cueste mantenerlo. 

También es importante tener en cuenta las cuestiones administrativas, como los impuestos que hay que pagar por esa vivienda, o si existe alguna legislación que le afecte.

Además, hay que considerar las proyecciones futuras. Invertir en áreas con proyectos futuros, como nuevas líneas de transporte o desarrollos comerciales, puede dar como resultado un aumento de la rentabilidad a largo plazo. La clave está en identificar estos lugares antes de que los precios suban.

También hay que considerar la oferta y la demanda. Una alta demanda y una baja oferta en una determinada zona pueden hacer que los precios suban, lo cual es excelente para la rentabilidad. Investigar sobre las tendencias del mercado local puede ayudarte a tomar decisiones más informadas.

Estrategias para aumentar la rentabilidad de tu vivienda

Independientemente de los factores que influyen en la rentabilidad de una vivienda, siempre se puede hacer algo por sacarle más partido, aplicando una serie de estrategias. Vamos las más interesantes:

Venta de nuda propiedad

Una de las estrategias para aumentar la rentabilidad de tu vivienda más atractivas es la venta de nuda propiedad. Esto te permite vender tu propiedad pero continuar viviendo en ella. De hecho, esta estrategia se ha convertido en una alternativa atractiva para muchas personas, especialmente para aquellos que necesitan liquidez, pero no desean abandonar su hogar.

Una de las principales ventajas de la venta de nuda propiedad es la flexibilidad que ofrece. Las partes pueden negociar condiciones específicas que se adapten a sus necesidades y expectativas. Esto puede incluir acuerdos sobre el tiempo que el vendedor puede permanecer en la vivienda, los responsables de los gastos de mantenimiento y otros aspectos relevantes.

Además, los términos de la venta de nuda propiedad pueden ser flexibles, y las partes pueden negociar condiciones que se adapten a sus necesidades.

Esta opción también puede ser beneficiosa para los compradores, ya que generalmente pueden adquirir la propiedad a un precio más bajo que el del mercado convencional, con la condición de esperar a tomar la plena posesión en un momento futuro.

Renovaciones y mejoras

Las renovaciones y mejoras en una vivienda no son solo una forma de modernizar y embellecer el espacio, sino que también representan una estrategia inteligente para incrementar su rentabilidad. Realizar cambios estructurales o estéticos puede añadir un valor significativo a la propiedad. Esto refleja tanto en su precio de venta como en la renta si se decide alquilar.

Por otra parte, actualizar la cocina y los baños puede transformar completamente la apariencia de la vivienda, haciéndola más atractiva para posibles compradores o inquilinos. Estas áreas son especialmente importantes, ya que suelen ser los espacios que más llaman la atención.

Otra opción es mejorar el aislamiento, lo que no solo proporciona una mayor eficiencia energética, sino que también puede ser atractivo desde un punto de vista medioambiental. Además, también puede reducir los costes de calefacción y refrigeración, ofreciendo un valor añadido a largo plazo.

Por último, invertir en el exterior de la propiedad, como en el jardín, la fachada o la terraza, no solo mejora la estética general, sino que también puede crear una impresión favorable inmediata. 

Alquiler de espacios no utilizados

El alquiler de espacios no utilizados se está convirtiendo en una estrategia popular para generar ingresos adicionales sin tener que abandonar la vivienda. Muchas personas encuentran que tienen habitaciones adicionales o espacios comunes que no utilizan y que podrían tener un valor potencial en el mercado de alquiler.

El alquiler de habitaciones o espacios comunes puede ser una opción lucrativa. Además, está la opción de alquilar espacio de almacenamiento o garaje.

Aspectos financieros y fiscales a considerar en la rentabilidad de la vivienda

Los aspectos financieros y fiscales son componentes fundamentales a la hora de considerar la rentabilidad de la vivienda. La falta de atención a estos elementos puede llevar a una mala inversión y afectar negativamente los retornos esperados.

La planificación financiera, en este contexto, es más que simplemente decidir la cantidad de dinero que se quiere invertir en una propiedad. Incluye un análisis detallado de los costes asociados, como la hipoteca, los seguros, los impuestos  y el mantenimiento. También es importante evaluar cómo encaja esta inversión en tu situación financiera global y tus objetivos a largo plazo.

 La alineación de la inversión inmobiliaria con tus metas financieras te permite mantener una visión estratégica, evitando decisiones impulsivas o arriesgadas que puedan comprometer tu estabilidad financiera en el futuro. En este sentido, consultar con un asesor financiero puede ser una excelente manera de asegurar que tu inversión esté bien planificada y en línea con tus expectativas y necesidades.

En cuanto a las implicaciones fiscales, es esencial entender cómo los diferentes tipos de impuestos pueden afectar la rentabilidad de tu vivienda. Los impuestos sobre la renta, el capital, y posiblemente otros impuestos locales, pueden tener un impacto significativo en el rendimiento neto de tu inversión. La legislación fiscal puede ser compleja y está sujeta a cambios, por lo que es fundamental mantenerse informado y posiblemente buscar asesoramiento de un experto en impuestos. 

Por lo tanto, comprender las deducciones disponibles, los créditos fiscales, y cómo la propiedad puede ser grabada durante la venta, te permitirá calcular con precisión la rentabilidad real y evitar sorpresas desagradables.

 ¿Listo para sacar el máximo provecho de tu vivienda?

La rentabilidad de la vivienda no es solo para grandes inversores; cualquiera puede aprovechar estas estrategias para obtener un rendimiento de su propiedad sin tener que dejar de vivir en ella.  

 En Vittalias somos especialistas en hipoteca inversa y rentas vitalicias. Nuestro equipo de economistas y asesores sociales te ayudarán a resolver todas sus dudas para saber qué servicio es el más conveniente según tus necesidades. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.