Barcelona 93 218 26 54 - Madrid 698 443 653 - Sevilla 955 548 839

Cómo maximizar tu pensión de jubilación: Estrategias legales y financieras

La pensión de jubilación es un tema de gran interés en la actualidad. Con las recientes reformas legislativas y los cambios demográficos, el panorama de las pensiones en España se ha vuelto complejo y está en constante evolución. Teniendo esto en cuenta, a continuación exploraremos diversas estrategias legales y financieras que te ayudarán a maximizar tu pensión de jubilación, brindándote seguridad y tranquilidad en el futuro.

Entendiendo la pensión de jubilación

Antes de adentrarnos en las estrategias específicas para maximizar nuestra pensión de jubilación, es fundamental comprender a fondo cómo funciona este sistema en nuestro país. En España, contamos con un sistema público de pensiones que proporciona pensiones a los ciudadanos que han cotizado durante un período determinado de su vida laboral.

El cálculo de la pensión de jubilación en España se basa en diferentes elementos que deben ser considerados. Uno de ellos son los años de cotización, es decir, el tiempo en el que hemos estado afiliados y realizando las correspondientes aportaciones al sistema de seguridad social. Cuantos más años hayamos cotizado, mayor será la base reguladora sobre la cual se calculará nuestra pensión.

La base reguladora es otro factor clave en el cálculo de la pensión de jubilación en España. Esta base se determina a partir de los ingresos percibidos durante nuestra vida laboral, considerando los salarios y cotizaciones realizadas. En particular, se tiene en cuenta los últimos años cotizados y se calcula una media de los mismos para establecer la base reguladora.

Además, la edad de jubilación también es un factor determinante en el sistema de pensiones en España. La edad legal de jubilación en 2022 es de 66 años y 4 meses, y aumetnará progresivamente hasta los 67 para el año  2027, siempre que hayan cotizado hasta 37 años y 9 meses en 2022, o progresivamente hasta 38 años y 6 meses en 2027. Los que hayan cotizado esos años o más se podrán jublilar a los 65 años. 

A pesar de todo, es posible optar por la jubilación anticipada, aunque esto puede conllevar una reducción en la cuantía de la pensión dependiendo de los años cotizados y la edad en la que se solicite.

Estrategias legales para maximizar la pensión

En el panorama actual de la jubilación en España, existen diversas estrategias legales que pueden ayudarte a maximizar tu pensión. Estas estrategias se basan en las leyes y reglamentos actuales y pueden ayudarte a aumentar la cantidad que recibirás durante tu jubilación. 

Retrasar la edad de jubilación

Una de las formas más efectivas de aumentar la pensión de jubilación es retrasar la edad de jubilación, lo que se conoce como jubilación voluntaria demorada. Este método es bastante intuitivo: se otorgan beneficios en la pensión para los periodos trabajados una vez superada la edad ordinaria de jubilación.

 En 2021, estos beneficios eran de un 2% más de la base reguladora por año extra para carreras de menos de 25 años, de un 2,75% por cada año para carreras de entre 25 y 37 años trabajados y de un 4% por año para carreras de más de 37 años trabajados. 

Sin embargo, desde  2022, en todos los casos se podrá elegir entre un 4% de la base reguladora por cada año trabajado de más o un pago único. Este pago único dependería del total de años cotizados de más y oscilaría entre un mínimo de 4.786,27 euros y un máximo de 12.060,12 euros.

También se contempla la opción de una combinación de ambas opciones, pero la normativa aplicable está pendiente aún de desarrollo. 

Optimizar las cotizaciones

Otra forma de aumentar la cotización y, por lo tanto, mantener la cuantía de la pensión o incluso aumentarla es suscribir un convenio especial con la Seguridad Social. 

Esta alternativa solo se da en los siugientes casos:

  • Cuando los trabajadores se quedan sin opciones de cotizar (por pérdidas de prestaciones, al darse de baja en su régimen
  • Cuando se les deniega una pensión e incluso cuando cotizan por debajo de la base mínima)
  • Cuando desean generar, mantener o ampliar las cotizaciones previas

 Los convenios especiales consisten en el pago de forma unilateral de las cuotas a la Seguridad Social, elegidas por el propio trabajador dentro de unos límites mínimos y máximos que establece el organismo. Con el pago de estas cuotas, y teniendo el método de cálculo de las pensiones de la Seguridad Social (que prima los últimos años de cotización para determinar su importe), se puede conseguir un aumento de la base reguladora que conlleve el aumento de la pensión.

Considerar el empleo a tiempo parcial

La jubilación flexible es otra estrategia que permite compatibilizar un trabajo por cuenta propia o ajena mientras se cobra una parte de la pensión de jubilación. Esta modalidad establece el cobro de la pensión, que será inversamente proporcional a la reducción de jornada del trabajador. Durante ese tiempo, dicho trabajador ostentará a todos los efectos la condición de pensionista.

En base a esta modalidad de jubilación, el trabajador/jubilado puede tener una jornada de entre el 50% y el 75% mientras cobra una pensión de jubilación de entre el 50% y el 25%. Así, mientras una persona trabaja, cobra una parte de la pensión y a la vez, conforme a sus cotizaciones en ese tiempo, va aumentando su base reguladora y mejorando la pensión. 

Cuando esta persona decida jubilarse de forma definitiva, la Seguridad Social recalculará su pensión con las nuevas cotizaciones.

Estrategias financieras para maximizar la pensión

En el marco de un sistema de pensiones cada vez más exigente, la planificación financiera es una herramienta imprescindible para asegurar una jubilación digna y tranquila. Con esto en mente, a continuación algunas estrategias que permiten fortalecer nuestra posición financiera de cara a la jubilación.

Ahorro e inversión adecuados

Un pilar básico de cualquier estrategia financiera orientada a la jubilación es el ahorro constante y sostenido durante nuestra vida laboral. El ahorro nos proporciona un colchón de seguridad que puede resultar invaluable a la hora de enfrentar situaciones imprevistas o cubrir gastos adicionales durante la jubilación.

No obstante, acumular ahorros no es suficiente. Para optimizar los frutos de nuestro esfuerzo, es crucial invertir esos ahorros de manera inteligente y segura. Existen múltiples opciones de inversión, cada una con su nivel de riesgo y rendimiento. Desde productos financieros de bajo riesgo como los depósitos bancarios o los bonos del estado, hasta opciones de mayor riesgo pero con potencial de mayores rendimientos como los fondos de inversión o la bolsa de valores.

El objetivo es encontrar el equilibrio entre el riesgo que estamos dispuestos a asumir y el rendimiento que esperamos obtener. Este proceso de decisión debe ser cuidadoso y basarse en un buen asesoramiento financiero, para que nuestras inversiones se conviertan en una sólida base para complementar nuestra pensión.

Considerar planes de pensiones privados

Los planes de pensiones privados representan una opción cada vez más popular para complementar la pensión pública. Estos planes permiten realizar aportaciones sistemáticas que se acumulan y generan rendimientos a lo largo del tiempo.

Una de las grandes ventajas de los planes de pensiones privados es su favorable tratamiento fiscal. Las aportaciones realizadas reducen la base imponible del IRPF, hasta el máximo  permitido por la legislación vigente, lo que puede suponer un ahorro fiscal significativo. Asimismo, durante la jubilación, se pueden rescatar en forma de renta, lo que permite disponer de un ingreso adicional regular.

Evaluar otras fuentes de ingresos

Más allá de las estrategias tradicionales de ahorro e inversión, existen otras fuentes de ingresos que pueden ser útiles para complementar la pensión. Entre estas se incluyen la renta obtenida de propiedades inmobiliarias, los ingresos derivados de actividades de autoempleo que se puedan mantener durante la jubilación, o incluso los dividendos obtenidos de inversiones en acciones de empresas.

Estas fuentes adicionales de ingresos pueden aportar una mayor diversificación a nuestra planificación financiera, reduciendo la dependencia de la pensión pública y permitiéndonos disfrutar de una jubilación más cómoda.

Es importante, no obstante, recordar que todas estas estrategias implican ciertos riesgos y requieren de un conocimiento y asesoramiento adecuados. Antes de tomar cualquier decisión, es fundamental obtener el consejo de expertos financieros y considerar cuidadosamente nuestras circunstancias y necesidades personales. La jubilación es una etapa de la vida para disfrutar, y una buena planificación financiera es clave para lograrlo.

¿Te quieres jubilar, pero la pensión no es suficiente? En Vittalias te ofrecemos un complemento a tu pensión a través de la renta vitalicia o la hipoteca inversa. Nuestro equipo de economistas y asesores sociales te ayudarán a resolver todas sus dudas para saber qué servicio es el más conveniente según tus necesidades.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.