Barcelona 93 218 26 54 - Madrid 91 827 03 29 - Santander 942 76 03 61 - Sevilla 955 548 839

¿Cómo salir de la distimia?

Distimia: Cuando la depresión se cronifica

En ciertas épocas de la vida, es normal sentir apatía o falta de ánimo, sin embargo, si este estado se mantiene durante más tiempo de lo debido, puede derivar en condiciones más graves como la distimia, un trastorno depresivo persistente. ¿Quieres saber cómo salir de la distimia? Hoy en Vittalias te damos algunas claves que esperamos te puedan inspirar para acudir al médico, o a animar a ese familiar o allegado a salir de esta condición. 

En Vittalias queremos aportar información y concienciar sobre algunas condiciones en la tercera edad. Con esta finalidad, hemos decidido dedicar una serie de artículos sobre diferentes temas. Hoy hablaremos de la distimia. Una información que, como bien sabes, no constituye en ningún caso un consejo médico. Por lo que, si conoces a alguien que pueda sufrir esta condición, no dudes en consultar con un médico de cabecera.

*¿Te encuentras cerca de la jubilación y te planteas cómo obtener una mejor pensión? Descubre nuestra renta vitalicia, donde puedes vender tu casa, seguir viviendo en ella de por vida y tener una pensión mensual extra para que vivas como siempre habías soñado. Conoce ahora mismo el valor de tu renta vitalicia gracias a la calculadora gratuita de rentas vitalicias   

Síntomas de una distimia 

Los síntomas de la distimia pueden cambiar de una persona a otras, y el diagnóstico lo debe realizar un profesional adecuado en base a los exámenes pertinentes. Sin embargo, a grandes rasgos los síntomas de distimia más comunes son los siguientes: 

  • Pérdida de interés y placer en las actividades diarias. 
  • Bajo estado de ánimo 
  • Sentimientos de tristeza 
  • Desesperación 
  • Aumenta o disminuye el apetito. 
  • Poca autoestima 
  • Dificultad para concentrarse 
  • Falta de energía o fatiga. 
  • Disminución de la productividad 
  • Retiro social 
  • Irritabilidad 
  • Impotencia 
  • Sentimiento de culpa 
  • Dificultades para dormir

Mientras que las personas con trastorno depresivo mayor pueden tener días o períodos en los que se sienten mejor, las personas con síntomas de distimia tienden a presentar síntomas de carácter depresivos casi todo el tiempo durante mucho tiempo. PDD puede tener un inicio temprano, con síntomas que aparecen por primera vez durante los años de niños, adolescentes o adultos jóvenes. En los niños, los síntomas de distimia principales son depresión e irritabilidad. 

¿Cómo salir de la distimia? 

Como siempre, desde Vittalias te recomendamos que la mejor respuesta a cómo salir de la distimia es acudir a un profesional médico que te aconseje y asesore de forma personalizada para la situación concreta que se ha dado. De todas formas, estos son algunos consejos que te pueden dar ayuda a como salir de la distimia:

Tratamiento médico| Puede consistir en la toma de antidepresivos, en la cantidad y posología que marca el facultativo. Por otro lado, este tratamiento se puede reforzar con psicoterapia cognitiva o terapia interpersonal. 

  Ejercicios de rehabilitación para una prótesis de cadera

Pedir ayuda| Como toda condición, otro de los consejos sobre cómo salir de la distimia es aceptar la necesidad de pedir ayuda, así como tratarse con compasión y aceptación. 

Buenos hábitos | Es difícil concentrarte en actividades diarias básicas, así como mimarse, sin embargo, la combinación de los factores necesarios, como psicoterapia, medicación y la incorporación de hábitos saludables puede resultar en una fórmula ganadora para conocer cómo salir de la distimia.  

Realizar actividades diferentes| Una vez que se han pasado los primeros niveles de superación,  otro de los pasos a dar para lograr salir de la distimia es salir a la calle, reconectar con familiares y amigos, así como hacer actividades nuevas. 

La importancia de las rutinas| Las rutinas son un anclaje a la vida diaria, y mantener rutinas saludables, así como lúdicas y serenas pueden ayudar a salir de una distimia. 

Prácticas de respiración| La concentración en la respiración y la práctica de ejercicios en la misma, puede ayudar a mejorar el estado depresivo. Aunque no es el único factor condicionante para la recuperación, la oxigenación y el aumento de la concentración que deriva de estos ejercicios, puede ayudar a una mejoría en esta condición. 

Ya sabes cómo salir de una distimina, ahora solo queda paciencia, el apoyo de un profesional cualificado y sobre todo: marcarse pequeños objetivos que te ayudarán a sentirte mejor.

¿Cómo ayudar a alguien con distimia?

Ayudar a alguien con distimia puede resultar frustrante ya que puede que, por más que lo intentemos, no veamos resultados inmediatos. Es por ello que nuestro enfoque debe ser de absoluta comprensión sin esperar soluciones mágicas.

Entonces, lo primero es hacer sentir a la persona que estamos allí para ella. Puede parecer obvio y elemental, pero el simple hecho de que sienta que alguien la valora, la escucha y le presta atención sin caer en juicios de valor, será un verdadero aliciente. Esto es lo que verdaderamente debe ponerse en práctica cuando nos planteamos cómo ayudar a alguien con distimia.

Si hay algo que puede resultar contraproducente es insistir en pedirle que se anime, que se sobreponga a lo que siente. Si fuera cuestión únicamente de voluntad, el asunto sería bastante sencillo. Hay que entender que se trata de una condición de enfermedad y desequilibrio que sobrepasa las capacidades psicológicas de la persona. Pedirle que sencillamente siga adelante provocará una sensación de incapacidad mayor.

El arma principal cuando pensamos en cómo ayudar a alguien con distimia es la paciencia. Hay que practicar la paciencia para lidiar con las actitudes que puede tomar una persona que padece de este problema. En todo momento se debe transmitir tranquilidad y sosiego a través de la palabra y la acción, para que de esta manera se pueda aliviar cualquier tensión que empeore el cuadro.

  Tarifas para cuidadores de ancianos

En fin, es ofrecer una dedicación especial que propicie un clima de tranquilidad, entendimiento y comprensión para que fluya la comunicación de tal forma que afloren poco a poco los problemas que mantienen a la persona bajo tan crítico estado mental.

Tratamiento para la distimia

Más allá de la ayuda que podemos ofrecer improvisadamente, también es de suma importancia conocer lo que implica un tratamiento para distimia. Lo primero que debemos indicar es que pueden aplicarse tratamientos psicológicos y farmacológicos, sin ser excluyentes.

Es decir, esta condición –según su estatus– puede atacarse tanto por la vía química como la mental. Por un lado, la psicoterapia buscar reencontrar a la persona con los asuntos de los cuales se encuentra en estado de desarraigo; y por otra parte, el hecho de suministrar medicamentos puede ajustarse al caso tratado.

Con relación a los fármacos tenemos por ejemplo el suministro de inhibidores selectivos y antidepresivos que coadyuvan a controlar la segregación de elementos químicos que refuerzan el estado mental del paciente. Por supuesto que esto debe ser bajo estricto control del facultativo y por cortos lapsos de tiempo para no provocar efectos secundarios indeseados.

En cuanto a la psicoterapia, es la parte del tratamiento para la distimia que procura que el paciente tome conciencia de su condición, lo asuma como un problema que solo puede superarse con su participación activa y permanente, adoptando paulatinamente una actitud que lo regrese a sus hábitos de vida y a volver a retomar las actividades que motiven su existencia.

////////////////////////////

¿Estás pensando en invertir tu patrimonio inmobiliario para mejorar tu calidad de vida en tu jubilación? ¿Necesitas obtener una pensión complementaria? Nuestro equipo de asesores (asistentes sociales y economistas) valora tu caso para recomendarte el producto que mejor se adapta tus necesidades, ya sea a través de la renta vitalicia, la hipoteca inversa o la venta con alquiler garantizado para que vivas como siempre habías soñado.          

Vittalias, 30 años al servicio de la tercera edad 

ÚLTIMAS ENTRADAS


Deja un comentario