Barcelona 93 218 26 54 - Madrid 91 827 03 29 - Santander 942 76 03 61 - Sevilla 955 548 839

Sexo en la tercera edad

¿Puedo seguir manteniendo relaciones sexuales en la tercera edad? 

La sociedad actual, centrada en una dictadura de la juventud deja de lado e incluso rechaza aspectos tan importantes como es la sexualidad en la tercera edad. 

Pero nada más lejos de la realidad: la senectud es una etapa en la sexualidad puede vivirse plenamente y los deseos sexuales y el amor permanecer intactos.

Eso sí, es posible que, con el nuevo ciclo existan cambios en el deseo y que ciertas condiciones no permitan mantener relaciones como antes.

Pero no se trata de eso: cada etapa en la vida tiene una sexualidad asociada, y se vive de manera diferente…ya que de eso se trata ¿verdad? 

*¿Te encuentras cerca de la jubilación y te planteas cómo obtener una mejor pensión? Descubre nuestra renta vitalicia, donde puedes vender tu casa, seguir viviendo en ella de por vida y tener una pensión mensual extra para que vivas como siempre habías soñado. Conoce ahora mismo el valor de tu renta vitalicia gracias a la calculadora gratuita de rentas vitalicias  

Una sexualidad satisfactoria 

La llegada de la vejez no supone el cese del deseo ni de la actividad sexual. En cambio, lo que sí puede ocurrir es una reducción o una imposibilidad ante ciertos problemas médicos, psicológicos o sociales. 

Los sentimientos y los deseos sexuales se encuentran presentes en este ciclo vital tan importante, donde las relaciones íntimas suponen una reafirmación como ser sexuado con derecho a amar y ser amado. Con las consecuencias positivas que tiene a todos los niveles. 

Cuando una persona ha mantenido relaciones sexuales satisfactorias en su vida adulta, tiene más probabilidades de vivir una sexualidad satisfactoria en la tercera edad y lo que es mejor: una mejor salud tanto física, como emocional y psicológica. 

Cambios en el deseo sexual 

Si hablamos del deseo sexual, su intensidad y su forma de manifestarse es normal que cambie, pero esto no significa el cese de la actividad: tan solo es necesario a aceptarla, sentirla y conocerla de manera diferente. 

En cuanto a los hombres el principal cambio se produce en la erección siendo mucho más lenta. En caso de eyacular, es posible que pasen días hasta que pueda tener otra erección completa. 

Por otro lado, a las mujeres, se producen cambios vaginales en las mucosas: disminuye la elasticidad de las paredes vaginales y la capacidad de lubricación. Sobre todo tras la menopausia.  Las relaciones pueden resultar más dolorosas por lo que es importante el uso de lubricante. 

En definitiva, aunque la tercera edad trae cambios en el deseo sexual y en el modo de experimentar la respuesta sexual genital, esto no supone un impedimento para disfrutar de una calidad tan humana como necesaria: la sexualidad y el deseo.  

¿Estás pensando en invertir tu patrimonio inmobiliario para mejorar tu calidad de vida en tu jubilación? ¿Necesitas obtener una pensión complementaria? Nuestro equipo de asesores (asistentes sociales y economistas) valora tu caso para recomendarte el producto que mejor se adapta tus necesidades, ya sea a través de la renta vitalicia, la hipoteca inversa o la venta con alquiler garantizado para que vivas como siempre habías soñado.         

Vittalias, 30 años al servicio de la tercera edad 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE RENTA VITALICIA

Ventas con alquiler garantizado

Rentas Vitalicias

Renta Vitalicia Escalonada

Renta Vitalicia Clásica

Renta por Traslado a Residencia

Landing calculadora

Hipoteca Inversa

Calculadora de Renta Vitalicia

Deja un comentario