Barcelona 93 218 26 54 - Madrid 91 827 03 29 - Santander 691 294 735

Antonio y Ramona son un matrimonio de 74 y 73 años, vecinos de una población cercana Barcelona, con tres hijos que no viven cerca de ellos. Viviendo solos se encuentran muy vulnerables a causa de su estado de salud: el señor se encuentra postrado en una silla de ruedas y Ramona padece una enfermedad que no le permite dar soporte a su marido.

Debido al estado físico de ambos, el matrimonio se encuentra en una situación de una importante dependencia, de la cual los hijos no pueden hacerse cargo a diario. Es por eso que necesitan el ingreso en una residencia, pero no disponen del suficiente dinero para poder pagar dos plazas cada mes, debido a que solo viven de la pensión del señor Antonio.

Este es básicamente el motivo por el cual uno de sus hijos se interesó por alguna solución económica aprovechando la vivienda de propiedad de sus padres, y la trabajadora social del ambulatorio le informó del servicio que ofrece Vittalias para sacar partido de ello.

Inmediatamente se puso en contacto con nosotros para que realizáramos una valoración de su caso y como no contaban con otra opción, decidió realizar el contrato de Renta Vitalicia con el piso de sus padres.

Tanto el matrimonio como sus hijos, ahora viven más tranquilos sabiendo que cuando ingresen a una residencia contarán con más dinero mensualmente para poderse mantener. Mientras tanto, la trabajadora social ya ha iniciado los trámites de reconocimiento de grado de la Ley de la dependencia para recibir la ayuda correspondiente.

Deja un comentario